jueves, 5 de noviembre de 2015

Heroes de fin de semana


Un día asistí a un partido y bajé a camerinos por ayuda de un amigo de mi tío. Tenía 10 años todavía y me sentía tan o más fascinado que el día que visité Disney en Orlando. Esperé verlo ese día pero sabía que ya no estaba desde hace un par de meses atrás. Mi ilusión de alguna manera estaba aún viva. Nunca llegué a conocerlo por cosas de la vida… pero cual sería tu reacción al ver a tu héroe de fin de semana en frente tuyo?

En un video que se está volviendo viral (más de 50mil vistas en dos semanas), volví a hacerme la misma pregunta después de un poco más de 20 años, que haría yo si tuviera al 7 de mi equipo, Barcelona de Guayaquil (Carlos Muñoz), en frente mío? Yo no tuve esa oportunidad porque Carlitos “el Frentón” Muñoz nos dejó muy temprano y dejó un vacío en el equipo y en cientos de miles de aficionados que quedaron boca abiertas con la entrega y sacrificio de este jugador ecuatoriano a finales de los 80s, principios de los 90s. Yo sólo tenía 10 años pero la pregunta sigue viva en mi mente.

Ver la reacción genuina de un niño al ver a su “héroe” no tiene precio. Ver la reacción de un adulto al ver a su “héroe de fin de semana” es un poco cómica, pero igual de fantástica porque yo me pongo en esa situación y reaccionaría igual que esos niños en el video. Los jugadores de fútbol son personas como tu y yo pero cada fin de semana pueden generar reacciones de alegría y esperanza como ninguna otra. A veces nos podemos enojar con ellos, a veces nos pueden defraudar al no poder ganar un título o no meter un gol, no tapar un penal, o cometer cualquier error, pero siempre, siempre, siempre, volvemos a contar con ellos la próxima semana.

Amo el fútbol, y me parece que a través de los fanáticos uno se puede dar cuenta de que tan real el sentimiento humano hacia un equipo o en este caso un jugador puede ser. Una persona de carne y hueso como tu o yo, que tiene el privilegio de seguir una carrera jugando pero a base de sacrificios para darnos por 90 minutos una ruta o un escape a todos los problemas del mundo “real”. Siempre están ahí, y aunque el tiempo a veces les juega en contra, y no podamos verlos frente a frente todos los días, siempre a través de la televisión, tableta o yendo al estadio podremos contar con nuestros “heroes de fin de semana” .