viernes, 21 de febrero de 2014

La proteccion es para todos



Tres meses tiene un club de plazo para pagarle a un jugador profesional, son 90 días, 12 semanas para poder generar el dinero que bajo contrato se comprometieron a pagar.


Hay una flexibilidad para el equipo, se le da una mano a los dirigentes para que por una de esas,de las miles razones que lo pueden aquejar en tiempos de crisis, pueda gestionar la recolección del dinero que se merece el jugador. Existe protección para el club.
Hay licencia para la mora.


El jugador, por su parte, sabe que por reglamentación FIFA, si en ese lapso no recibe un centavo de sus haberes automáticamente queda libre. Al no haber cumplimiento, él tendrá libertad de negociar con otra institución.

¿Está claro?

¿Sí lo entienden?

Esto lo saben de antemano quien contrata y el futbolista.

Hay justicia de lado y lado, todos lo han aceptado y saben las reglas.

Cuando un equipo invierte dinero para traer a un jugador, sabe que esta es una realidad y posibilidad, que ningún futbolista antes haya utilizado sus derechos es otra cosa.

Barcelona invirtió dinero en José Ayoví y sabe que está cercano a perder esa inversión.

Por su parte, el jugador solo hace uso del reglamenta que lo libera al no haber recibido su pago en tres meses.

¿Qué dicen ustedes?

¿Qué se debe hacer?

Hay que dar un dictamen y no seguir peloteando más al jugador o al equipo. Barcelona alega que ya le pagó y que jugador debe respetar contrato. El único detalle es que le pagó después de que habían pasado los tres meses y cuando el jugador expresó su deseo de irse.
Para ser mas concretos, Ayovi tuvo cinco meses de atraso en su pago.

¿Hasta cuándo se espera la resolución?

La FEF debe decidir rápido el futuro del jugador y del club. Pero que quede claro, protección hay para ambos.