domingo, 15 de mayo de 2011

Noches en el Palo Santo


OTRA REPRODUCCION SOLICITADA.


Antes del Gran Cacao y algunas de las primeras ofertas de exigir música propia.

Noches de Palo Santo en Guayaquil, fines de la década del 90, lugar lleno de ideas plenas.


Guayaquil, 1998, el bar Palo Santo le daba duro a la jugada nocturna de la ciudad.
Desde una ventana del lugar (que luchó por llamarse Centro Cultural), un puñado de soñadores y gente con visión simpática comentaba sobre la conducta de quienes frente a la calle exhibían sus desanimadas vidas a través de vidrios llenos de polvo de la residencial Pauker.

Dejando soltar una colosal bocanada de humo, Andrés Martinez Fassio señalaba con certeza que había que diseñar una noche dedicada a bandas que toquen solo temas propios.

El tema tomaba fuerza cuando se recordaba una exigencia memorablemente estúpida que había sido lanzada al ruedo del show solo en noches anteriores por parte de un individuo de gustos particulares.
"Tocate una que sepamos todos", habría gritado el entusiasta seguidor de la cerveza y chicha musical.

Determinados a darle cacería a este tipo de almas, la idea de la noche de música propia tenia pista para su crecimiento.

Martinez tenia un acercamiento de rango-compadre con uno de los propietarios del lugar, la solicitud tenia peso, no solo era un espasmo de verbo de una noche cualquiera.

Mendoza(con cara propia del malgenio que lo abatía constantemente) y Crespo con personal invitado en la noche de inauguración del lugar.


Uno de esos dueños era Andrés Crespo, junto a Jimmy Mendoza(el otro titular del Palo Santo) poseían bastos deseos de aquellas programaciones de música endémica del talento de los músicos elegidos para sonar.

Mi memoria entra en mantenimiento cuando trato de recordar que paso con esos proyectos, con aquellas pretensiones lujuriosas de creación propia y transmisión de la misma.

"Pocos grupos tocaban covers en el lugar", acota Crespo, Los Mangosaurios, Pintados en la Pared, Hugo, Napo; todos se pararon a tocar en el Palo Santo.
No hubo necesidad de reglamentar la noche exclusiva de música propia, la misma brujería del viejo edificio ubicado en Baquerizo Moreno y Junin obligaba a que las bandas suelten lo que habían escrito en papeles arrugados, en lugares poco posibles de imaginar y lo compartan con los asistentes de aquellas jornadas.

No digo que aquella corriente naciera aquí, pero tuvo fuerza, interés, apreciación y respeto.


Gustavo Segalle, pensador-creativo-productor de tv, con Estafania Isaias, genio de la TV local.


Con el tiempo los problemas aterrizaron en el bar, nació el interés de sacar mas tajada de quienes poseían el edificio. Existe esa muy repetida y mal aplicada teoría de ambición perruña.
Basta que vea que un proyecto ande bien para que quienes ya habían llegado a un acuerdo de precio de arrendamiento quieran mas dinero, diferente al arreglado inicialmente.

Así el Palo Santo entro en etapa de agonía.


Gustavo Navarro y Carlos Icaza-critico de cine y director de la revista de Diario El Universo- fijos por esos años de Palo Santo.


El critico de arte de Diario El Universo Sergio "Checo" Perez (der), vivía frente al lugar y era habitual.



Fue aquí, en El Barricaña, o tal vez en El Montreal, donde hubo solidos conatos de sentarse y aceptar con gusto los sonidos que fluían de la inspiración del elegido de la noche.

De seguro hubo otros sitios, corrientes y elementos que buscaron esa tendencia, no con el afán de marcar diferencia, mas bien por el simple hecho de espiar un poco mas allá de lo que sonaba siempre.

Hoy la búsqueda constante de esa diferencia esta activa, tal vez sean pocos los exploradores, no creo que sean los mismos, hay una ola glas y nueva que hasta por curiosidad quieren saber que hay mas allá.

Soy firme en esta convicción, la movida crecerá mas cuando se valore mas al músico y se le pague mejor.

El Diva Nicotina, Ojos de Perro Azul, Premiun, Soho, Heineken; tienen mucha acción y protagonismo en esta jugada.

No tengo nada en contra del cover, pero me gusta la personalidad de quien busca crear y sin miedo lo expulsa a la noche y sus asistentes.
Al mismo tiempo le debía este post al legendario Palo Santo.

13 comentarios:

Lords dijo...

Palo Santo fue un Icono a finals de lo 90`s...parada fija en las noches Guayacas..

PochoH dijo...

muy bakan el post... yo era muy cachorro en esa epoca, ya me pegaba mis escapadas nocturnas pero solo llegaba hasta urdesa (vivia en pto. azul y tenia 15 años). Ojala q esta movida de darle mas espacio a bandas ineditas siga en auge y... aunq siempre va a haber alguien q grite "tocate algo q todos sepamos" hay q echar pa delante

Alex_72 dijo...

Que noches las dePalo Santo!!!
Cada vez que leo este tipo de post revivo varios años... alli conoci la música de Napo y de Hidrovo.
Que recuerdos, que recuerdos...

Alex

Manjar dijo...

Que buenos conciertos los de Napo e Idrovo en palo santo.... todos en el piso nada de mesitas especiales o VIP

jorge mancheno dijo...

etapas de juventud disipada.......las mejores...buen recuerdo y mejor evocación..saludos personal.

elbombero dijo...

La primera vez que pise ese gran lugar fue cuando tenia 17 años grandes farras aquellas te encontrabas la misma pata de tu gente de montaña, como olvidar las canciones de napo, idrovo, segovita el gringo, etc, y por cierto diego en la foto con el checo perez, se llama Rodrigo Icaza, gran amigo mio........... Que buenos tiempos y que buen post

MocHiLerO del VienTo dijo...

Palo santo??? de seguro por esa epoca yo andaba viendo Digimon, pero al parecer fue una propuesta increible, escuchar musica de bandas con temas propios...increible, pero si yo hubiese tenido mi edad en aquellos tiempos, aunque sea una vez me hubiese pegado una escapada, me encantan este tipo de post que rememoran lugares, personas,, etc...siogue escribiendo asi...un abrazo a todos

Anónimo dijo...

Cris Norton está en la primera foto pidiendo un trago tarjeta en mano... esos tiempos los veo nostalgioso, sobre todo porque si hubiese tenido más visión y experiencia nunca lo hubiese cerrado.

No fue tanto el aumento de alquiler ni la dolarización como el alcoholismo y la falta de perspectivas a largo plazo.

Por otro lado en buena hora se cerró, ser cliente siempre es mejor que ser dueño cuando de vida nocturna se trata.

Gracias por el post. Es bacán ver que ahora toda la movida está en el centro, donde siempre debió estar.

salud.

Crespo

Anónimo dijo...

Uno de las mejores narrativas por mi hermano Diego; pero hago publica mi reflexion y me molesta un poco el final: "La gracia de Palo Santo radico en ser el unico bar a la medida de mis Excesos donde jamas me arrepenti nada de nada de lo q hice, dije o deje de hacer... El Derecho de Admision solo permitia gente pensante y pacifica vomitabamos a la calle aninados o sabidos y lamparosos... Ahora SI puedo echar la culpa a su ausencia d tanto relajo q hice despues d su cierre!! Me senti fuera de mi habitat

Anónimo dijo...

Soy Gustavo Navarro y esta es una de las mejores narrativas por mi hermano Diego; pero hago publica mi reflexion y me molesta un poco el final: "La gracia de Palo Santo radico en ser el unico bar a la medida de mis Excesos donde jamas me arrepenti nada de nada de lo q hice, dije o deje de hacer... El Derecho de Admision solo permitia gente pensante y pacifica vomitabamos a la calle aninados o sabidos y lamparosos... Ahora SI puedo echar la culpa a su ausencia d tanto relajo q hice despues d su cierre!! Me senti fuera de mi habitat

CFManjar dijo...

Palo Santo fue uno de los mejores lugares que frecuentaba, full Hugo, Napo, grupo de danza afro ecuatoriano... lo maximo....!

rodriguezponton dijo...

Buen post, amerita una siguiente entrega en la que te remontes a los incios de Palo Santo allá al sur en Coronel y Bolivia y así tener la historia completa.

Saludos.

CRISTIAN RODRIGUEZ dijo...

LAMPARA CRESPO CON ESOS LENTES Y NAVAROO JAJAJAJAJA QUE TIEMPOS