jueves, 20 de mayo de 2010

Cuando compartian el mismo banco.


Jose Mourinho era asististe de Louis Van Gaal en la era que el holandés dirigió al Barcelona.
Ahora se enfrentaran en equipos diferentes y nada mas y nada menos que en la final de la Champions League.

Madrid, Sábado 22 de mayo, gran final entre el Inter de Milan, con Mourinho como DT, y Bayern de Munich con Louis Van Gaal como su entrenador.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola diego, ellos dos son grandes tecnicos, pero me quedo mas con el alumno, es un tipo muy estudioso en el futbol, sabe como jugar y es imponente, es lo contrario a visuerte, el saca lo mejor de cada jugador, es un tecnico que para tan bien a sus equipos que es muy dificil ganarle, ahora me da una pena con el partido final xq no estara Ribery, una pena..

saludos cordiales

Enrique Guerra

cholucon dijo...

MOURINHO HP!! CLICK AQUI PARA VER AL VERDADERO MOURINHO!!

Fabeto dijo...

Las vueltas que da la vida, y aunque suene redundante me animo a decir que el alumno ganara al maestro !!!!

xavier1182 dijo...

Yo espero q el Bayern logre nuevamente ser el campeón, una lástima lo de Ribery.

Van Gaal está haciendo un gran trabajo y ha logrado encontrar el equipo pese a la salida de jugadores importantes, como Lucio y Toni, dandole chance a jugadores nuevos como Badstuber y Muller. Me parece q tiene una visión más amplia del juego.

Por otro lado Mourinho estratégicamente es perfecto, sabe moverse con la prensa y los resultados lo acompañan, pero se centra mucho más en ganar q en jugar. En esta oportunidad tiene un plantel más pesado que el de su rival y tendrá q salir a proponer, no será cuestión de simplemente esperar y contragolpear, en lo q se ha hecho especialista.

Guillermo dijo...

Las metodologías arcaicas entienden que las temporadas se comienzan con volúmenes de entrenamiento elevados y con intensidad baja para en el meollo de ciclo competitivo invertir la lógica (volúmenes bajos con intensidades altas). Mourinho intenta alejarse de esa idea puramente física y encuentra la equidad entre todos los períodos preparativos de una temporada. No disocia intensidad de volumen, y todo lo asocia a la concentración. Intensidad de concentración y volumen de intensidad de concentración. Cuando se refiere a Intensidad de concentración quiere decir la intensidad relativa en las situaciones específicas creadas, mientras que, el volumen es la cantidad o el plazo de ese entrenamiento. Se buscan entrenamientos específicos de volumen moderado e intensidad máxima o submáxima.

Entramos a analizar al Mourinho más psicólogo. “Si los jugadores vienen de varios partidos ganando, con mucha confianza, intento crear situaciones en los entrenamientos lo suficientemente difíciles para que los futbolistas fallen y reduzcan la confianza”. Su principal objetivo es ganarse la confianza y el respeto de su plantilla. Un equipo unido, todos deben trabajar en la misma dirección, nadie pone el “yo” por encima del “nosotros”.


El 4-3-3 es el sistema más utilizado por naturaleza. Un sistema “menos táctico” que el 4-4-2 mencionado con anterioridad. A grandes rasgos, presión en ¾ de campo y un control táctico impresionante de todas las situaciones del juego combinado con transiciones tan veloces que se alejan de la lógica futbolística. Un hombre liberado que ejerce como elemento fundamental para el contragolpe, temporización combinada con un suave repliegue.

Mourinho es pasión, es entrega, es congruencia, es hermetismo, es inteligencia, es erudición, es altivez, es soberbia, pero posee algo preponderante que rebasa lo apostillado, “sabe ser un líder”. Sabe llevar a una plantilla, fomenta lazos indivisibles con todos sus jugadores, sabe llevar la presión que supone llevar a un equipo como el Chelsea (antes) o el Inter de Milán (ahora), conoce el modo de motivar a sus jugadores, y sobre todo, sabe jugar con la prensa. El rendimiento de sus mejores jugadores así lo verificaba. Esa era su táctica intrínseca, la forma más diligente de llegar al éxito. El zócalo de su entrenamiento psicológico. Esa es la clave. Ese es el fundamento primordial que raciocina sus vínculos con la prensa. Ahora hablaremos de su método de trabajo. De su forma de inculcar a los jugadores ciertos conocimientos, los ejercicios teóricos y prácticos para llevar a cabo su planteamiento. La base de todos los entrenamientos de José Mourinho es la táctica. Todo está orientado al beneficio del colectivo en aspectos puramente tácticos. Para Mourinho, lo más importante es tener un patrón de juego, unos cimientos que otorguen estructura y que doten al equipo de Organización. Ese es el quid de la cuestión. Desde el primer día, su atención se centra en la organización del equipo. Como explican en su libro, no se trata de menospreciar a ninguna de las dimensiones del juego, sino subordinarlas a lo que considera fundamental para el rendimiento del grupo, la organización. José Mourinho: "Crónica de un revolucionario" EL MEJOR DE TODOS !!!

Superbacán dijo...

SEA LO QUE SEA ESTE MOURINHO ES EL MEJOR TÉCNICO EN LA ACTUALIDAD. Ese viejo sapo es capaz de armar un equipo de fútbol de "PEREZOSOS" contra las liebres y lo gana ese audaz.