miércoles, 13 de enero de 2016

El Negro

Son de esas personas que tienen estilo hasta para llevar la tabla cuando salen del agua, sus carros tienen una extensión natural mas en sus carrocería, el rack de las tablas. Pasan, no mas de cuatro sábados al año en la ciudad y es muy común que entre semana huyan a la playa mas cercana para surfear el glas de las 7 am antes de iniciar otro tipo de labores que comparten, pero que no los apasiona igual.

He llegado a creer firmemente que son otra etnia, una tribu aparte, noble y con un respeto adquirido, superado y distinto al que otros le tienen a la naturaleza.
Su habitat se mezcla con lo marino, recorren el mundo si es posible en busca de otro tipo de olas, otra velocidad, lados, tamaños, formas, fuerzas.

Debe ser esa dimensión en la que entran la que los vuelve mas solidarios y comprensivos, hay mas equilibrio en la vida de un surfista, lo digo sabiendo que seré refutado, pero dispuesto a confrontarlo con quien no lo crea.

Con el tiempo aprendí y respete todo esto del mar y de quienes lo encaran a diario...yo fui uno de ellos, pero mi adolescencia me obligo a ser selectivo con los destinos de mis fines de semana, tenia mejor producción en los canchas de béisbol y entre esa decisión y un accidente casual en el agua murió mi carrera de surfista.

Lo que quedo bien sellado en mi visión fue reconocer a estos atletas, saber quienes eran de verdad entregados a todos estos códigos, respetuosos del deporte y adquiriendo al surf como estilo de vida ya que su ADN así salió favorecido.

Si tuviera que poner una foto para todo lo que describo, no dudaría en seleccionar la de Aurelio Prieto.
Surfista de piernas fuertes, con movimientos radicales ayudado de una mezcla sutil y agresiva de surf, una combinación perfecta en el agua que lo llevo a ser el sexto mejor surfista del mundo en su categoría en el 2012.

Son distintos, llegan al punto elegido para surfear y dedican un tiempo extra para contemplar el mar, lo estudian y disfrutan antes de iniciar la remada hasta el lugar seleccionado del día.
El paso de los años les diseño la conciencia y cerebro de otra manera a la del resto, son surfistas, y si lo son de alma...son de otra clase...Aurelio "El Negro" Prieto era el comandante de esa clase.
Diga negro, el surf es vida, el resto son detalles.



                                                             AURELIO PRIETO
                                                                      1962-2016