martes, 3 de diciembre de 2013

Juegos Bolivarianos.

Dejo bien claro y de entrada mi punto de vista sobre estos juegos antes de cualquier cosa, los juegos estaban en decadencia, camino a la extinción, con ediciones ultimas que fueron patéticas y técnicamente muy pobres.

Hubo que reunirse y analizar la realidad de este evento, hubo una modificación y para esta ultima edición se tome la iniciativa de invitar a cinco países(no bolivarianos) y con eso aumentar la cantidad de competidores...pero con eso mejoro la calidad de competencia?

La competencia siempre sera buena, necesaria, útil, de provecho y con aspectos necesarios para planificar nuestro máximo rendimiento.

Se podrá ordenar así el nivel de exigencia al que se someterá cada deportista, organizar las prioridades y obligaciones que se tiene en determinadas pruebas, para Ecuador existe obligacion de ganar algunas de ellas, solo así estará claro que se esta por el camino correcto.

Cuando se escucha tanto el termino ciclo olímpico queda esclarecido que el nivel inicial del mismo( y mas bajo) son los juegos bolivarianos, luego los sudamericanos, panamericanos, mundiales y la cúspide, los Juegos Olímpicos.

Igual se debe competir, hay que participar siempre en los bolivarianos y en muchas de la pruebas ganar el oro, no solo una medalla, ganar el primer lugar o enfrentar la realidad de que no se anda bien.

Al traer mas países se busco mejorar en algo el nivel, pero sin que en el camino se corra el riesgo de quitar protagonismo a las naciones bolivarianas, tener mas colores y atletas ayudaba sin duda. Pero no se invito a Cuba, México o Argentina, se invito a El Salvador, a Paraguay, a Guatemala, que exista mas bulto es positivo, pero que no se lleven las medallas. Bien planificado sin duda.

Chile fue un nuevo asistente que trajo calidad, pero no compitió en fútbol.
Paraguay es potencia en fútbol, pero no viajo a Trujillo con equipo de este deporte o basquet, disciplinas en las que sin duda podía ser protagonista.
República Dominicana es el actual campeón del mundo en béisbol, pero no llevaron a este deporte a los juegos. Tampoco llegaron sus basquetbolistas.

De ahí, hablar de Guatemala, Paraguay o El Salvador como potencias mundiales seria mentir.
Sin embargo, justo es destacar la presencia de Erik Barrondo, marchista guatemalteco que gano medalla de plata en los últimos Juegos Olimpicos de Londres 2012, además de Barrondo, los otros medallistas olimpicos que también llegaron a la justa fueron el esgrimista venezolano Francisco Limardo.
Colombia lanzo todo su arsenal, siete de los ocho medallistas olímpicos de Londres-2012 llegaron a Perú, con la única ausencia del ciclista Rigoberto Urán, quien se encuentra concentrado con el Omega-Parma su nuevo equipo en Europa, mientras que sí estuvieron Mariana Pajón(BMX), Caterine Ibargüen(atletismo), Yuri Alvear(judo), Jackeline Rentería(lucha), Óscar Muñoz(TKD), Carlos Mario Oquendo(BMX) y Óscar Figueroa(pesas), para todos estos deportistas la única posibilidad era ganar, es parte de su ciclo olímpico, no hay otra excusa.
La presencia de estos deportistas levanta el nivel de los deportes donde toman parte, para los rivales, una oportunidad única de encontrarse con la elite, con verdadero nivel.

Hay ciertos deportistas que si encontraran mucha demanda en los bolivarianos, para quienes las pruebas serán de profunda utilidad, pero debemos ser claros, pese a la presencia de once países, acá no hay el mismo nivel de unos juegos sudamericanos.
Para tener una idea limpia, la máxima producción de medallas de oro para Ecuador en unos juegos ODESUR fue en Cuenca 1998, logro 33,  en estos bolivarianos tiene proyectado ganar el doble de medallas de oro. Aquí es cuando hay que aplicar la frase antipática, ganara mas oros por que el nivel bolivariano es mas bajo, no por eso se debe quitar méritos a cada podium, solo entenderlos mejor.

Ecuador viene de su mejor participación histórica en  los últimos juegos panamericanos del 2011 y ahora disfruta ya de su mejor rendimiento en las 15 ediciones que se han desarrollado de juegos bolivarianos desde 1938, hay razones de mas para asimilar el desarrollo y progreso del deporte ecuatoriano en general.

Para Ecuador solo vale terminar tercero en el medallero general, vencer en medallas a Peru(que ademas es local) y Chile es altamente meritorio. Serian los cuartos juegos consecutivos en que se mantiene entre los tres primeros.

Ahora vendrán los que quieran hacerse dueños de las medallas y los que desmerecerán los primeros lugares, no es cuestión ni de lo uno u otro, es solo un asunto de asimilar el fin de los juegos, lo que toca hacer en ellos y su rol en la preparación de un atleta de alto rendimiento.

Es parte el camino, un camino que para el futuro deberá seguir invitando a otros países no bolivarianos, aquí si es necesario, no en Copa América.
Así no le guste a Bolivar, para que sus juegos sean mas contundentes y de valor, hay que cursar invitaciones.