jueves, 9 de febrero de 2012

Super Bowl (Tazón) para el mundo

El simple hecho de leer “tweets” de actrices, modelos y políticos opinando sobre el Super Bowl nos revela y activa múltiples reflexiones sobre este evento, tan gringo, pero con un potencial para seducir o, por lo menos, encender el chip fanfarrón que tienen muchos.

El primer aspecto que impacta a cualquier mortal, que nunca haya visto una pelota de fútbol americano, es el monetario. El camino rápido pero interesante sobre el tema es el de la insultante cifra que se paga por 30 segundos de publicidad: 3,5 millones de dólares para poder exhibir el comercial que aspiro a que lo vea el mundo y corra a comprar mi producto. Sorpresa aún más pasmosa es la que le da a uno cuando, al final del partido, sacamos cuentas de las marcas que pautaron hasta 8 publicidades, es decir, al término del día invirtieron 28 millones de dólares.

Dejemos los verdes a un lado y mejor caminemos por terrenos que nos evidencian que este evento (fuera del espectáculo del primer tiempo de Madonna) tiene ya razones poderosas para ser seguido en países con poca o casi cero tradición o conocimiento sobre él. Paises que tienen como nexo con el football, las camisas que alguien compro de la NFL en una oferta en EEUU y luego las regalo por alla...nada mas.

Para Puerto Rico fue el Tazón más especial de la historia; en los Giants  de Nueva York tenían al “salsero” Víctor Cruz, aquel jugador que cada vez que lleva la pelota y marca un touchdown se luce con pasos de salsa en la zona de anotación.
Su énfasis en exhibir sus raíces latinas enorgullecieron a la “Isla del Encanto” que siguió esta final como nunca antes lo había hecho. Y ahí no paraba todo, en el otro equipo estaba  Aaron Hernández, otro con sangre boricua que tenía a toda la parcialidad de los Patriotas a favor de él.

En Escocia tuvieron que turnar el gusto por los Rangers y Celtics y mezclarlo con el de este fútbol, la razón era más que congruente y con algo de parecido al fútbol que tanto aman en esa parte de la Bretaña. El pateador de los Giants, Lawrence Tynes es escocés.
Tynes vivió en Escocia hasta los 10 años, en esa primera decena de vida lo suyo fue patear balones, cuando llegó a EE.UU. solo hizo el ajuste para convertirlo en su profesión.

Y por esa misma isla, pero por el lado de Inglaterra, había quienes recordaban a unos nigerianos que llegaron a  Golders Green, zona norte de Londres, donde nació y creció Osi Umenyiora. El jugador defensivo de los Giants años despues volvió a la natal Nigeria de sus padres.
Nigeria y África tenían un interés inusual por el partido, pero no era solo  por el lado de Umenyiora, tres jugadores más, de origen nigeriano, participaron en el Super Bowl.
Prince Amukamara, Tony Ugoh (Giants) y James Ihedigbo (Patriots) también lograron que sus fotos decoren grandes vallas y murales en Nigeria. Nacieron en EE.UU., pero sus padres son nigerianos.

¿Más de África?
Matias Kiwanuka (Giants) es de origen ugandés, aunque  más lejano, ya que sus padres   nacieron en EE.UU.

Grecia también jugó su rol en el evento, Niko Koutouvides, de padres oriundos de ese país europeo, es parte  de los Patriots, su nexo con el país de sus progenitores es muy fuerte, ya que cada año vive durante  dos meses en Atenas, en donde sus familiares son dueños de un prestigioso restaurante.

Este juego  busca ser global, siendo extremadamente gringo todavía, por eso seguimos aportando con países que se sintieron representados en la final de la NFL, el turno ahora es de Rumanía.
Zoltan Mesko nació y vivió en Timisoara, Rumanía, hasta que tuvo 12 años; como muchos otros europeos que han jugado en la NFL, su deporte era el fútbol, sabía patear y eso lo ayudó notablemente cuando huyó de su país como refugiado de guerra y llegó a EE.UU. Su posición le exige patear... así es, un rumano en la NFL.

Nada mal para un evento que suele ponerse muy de moda en las vísperas de su realización, en muchos por genuina novelería, pero en otras naciones los nexos son más reales.

¿Me van a decir que sabían que en Grecia, Rumanía, Nigeria, Puerto Rico, Inglaterra y Escocia seguían el partido con un interés diferenciado al resto del mundo no futbolero americano?

Por cierto, los Giants y Eli Manning vencieron al legendario Tom Brady y los Patriots, 21-17, en un partido con alternativas y disputas cerradas.

TOMADO DE:  eltelegrafo.com.ec