martes, 3 de abril de 2012

Podemos preguntar cualquier cosa?

Me ocurrió en días pasados, mientras participaba de un seminario, el debate y múltiples conceptos del tema fueron evidentes.
Teorías firmes, sólidas y sin deseos de buscar evolución radical. “No le podemos preguntar ciertas cosas a los futbolistas”, decían. “Si le pregunto eso a Rodrigo Paz me mata”.
“El Ing. Chiriboga me manda a sacar de su oficina si le pregunto algo de su hijo (José Luis) y la relación que tiene como empresario y la selección”, decía otro.
Y sobre ese último ejemplo elaboro mi mayor análisis. No creo que exista nada anormal en preguntarle al Ing. Luis Chiriboga si su hijo, como representante de jugadores, tiene privilegios o no ante elementos que son convocados a la “Tricolor”.

Recuerdo que el caso tomó una fuerza súbita durante el mundial de fútbol Sub 20, se lo pregunté al titular de la Federación, no contestó con la risa en los labios, fue más serio, pero respondió.
Resultaba que solo un futbolista de los que estaba en aquel mundial era representado por el hijo de Luis Chiriboga, para verificarlo, le pregunté a los jugadores y fue ratificado.

El caso “Bolillo” Gómez de hace pocos días me dio la pauta de recordar esto, otra vez, había quienes no querían preguntar, unos cuantos los ven como temas intocables… lo decía el piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna: “En el  momento que dejas de arriesgarte para pasar en una carrera, sin importar el riesgo que haya de por medio, dejas de ser piloto”.
En el  momento que dejas de arriesgarte y no haces preguntas por creer que son temas intocables: dejas de ser periodista.
¿Riesgo?... solo haces tú trabajo.
La pregunta será hecha, la respuesta dada… no es culpa si otros no le creen al entrevistado.
¿Existen parámetros, limitaciones o reglas para un periodista en cuanto a lo que quiera o deba preguntar?,  ¿es irrespeto preguntar lo que el entrevistado no quiere escuchar o contestar?, ¿será siempre un tema con múltiples detractores y la misma cantidad de partidarios?, ¿qué cree usted que puede venir por acá y preguntar cualquier cosa?, esta es una línea que puede repetirse con frecuencia cuando la interrogante causa incomodidad o rechazo en quien era el llamado a contestar.

También se aplica la siguiente afirmación: “Este tipo pregunta todo, no tiene miedo, sabe lo que hay que preguntar”. Excavando de manera sencilla en ambas afirmaciones, llegamos con simpleza a la misma conclusión, las dos observaciones hablan de la misma situación, pero con diferente dirección.

Es simple, hay que  poner en práctica todo el aspecto profesional de comunicador para elaborar la pregunta, las diferentes vías y técnicas de comunicación deben ser aplicadas para los diferentes cuestionamientos. No es lo mismo preguntar al invitado a un programa de radio o TV lo siguiente: ¿Es usted maricon? Considero un mejor camino: ¿Apoyas las causas homosexuales?, de serlo, ¿tendrías problema en aceptar tu realidad homosexual?

Volvemos al mismo punto de partida. ¿Podemos preguntar cualquier cosa?, o ¿debemos saber cómo preguntar cualquier cosa?
“No hay pregunta tonta, tonto es el que no pregunta”, decía el filósofo Pablo Aníbal Vela/ Rey de la Cantera.

TOMADO DE:  http://www.eltelegrafo.com.ec/




2 comentarios:

El Dios Inmortal dijo...

Yo creo que la mayoría de periodistas pierden su línea de ética puesto que se deben a un medio de comunicación que sigue una determinada línea política y formulan las preguntas que satisfacen a sus jefes.

Doy un ejemplo. En meses pasados participé en un foro donde estaba presente la ministra de Salud y donde se exponía una nueva ley de la Juventud que entre otras cosas pretende una mayor difusión de educación sexual y la distribución libre de preservativos entre estudiantes colegiales para prevenir los embarazos.

En eso ya era la ronda de preguntas para los medios de comunicación y se encontraba presente una conocida periodista que labora en uno de los medios donde están en contra de la ideología del Presidente de la República.

Su única pregunta fue: "Pero Sra. Ministra, aprobando esta ley no se da pie para que los estudiantes fomenten la promiscuidad?" Claramente solamente a la periodista le importó escuchar sobre la proliferación de condones y no sobre una mejor educación sexual entre los jóvenes.

Saco a colación esto porque a dicha periodista yo la conozco de antes que labore en ese medio de comunicación y su ideología era diferente a la que posee ahora o la que tiene que poseer.

panfilo dijo...

porsupuesto que se puede preguntar cualqier cosa ,no como algunitos que crren que que hay temas sagradosjajajaj
si quieren ver celebridades con poca ropa visiten mi blog
http://panfilo-mujeresimposibles.blogspot.com/