miércoles, 28 de noviembre de 2012

Campeonato mundial de la ansiedad.


Oro en boleta, tener una entrada para ver Barcelona-Olmedo representa una mercancía suculenta que da poder, honor y orgullo, caminar con ese papel empuñado o bien resguardado en el bolsillo es un pasaporte al antídoto mas puro y efectivo contra la ansiedad.

A Octavio no le importo dormir sobre piedras afiladas, que el respaldar de su espacio destinado para la "ruca" era un muro cubierto de graffitis con fétido olor a orina, parte de su ADN le indicaba que esta peregrinación deportiva es una doctrina aferrada en sus genes, no es sacrificio, es una obligacion cargada de satisfacciones.

Juana Beatriz lleva cerca de 13 años escuchando a su padre lamentarse, no porque Barcelona no haya salido campeón, sino porque ella no ha podido disfrutar de todo lo que envuelve y encierra un titulo de este equipo.
 "La verdad no se si quiero que gane Barcelona mas por el equipo en si o para que mi papa deje de repetirme el mismo berreado y abombante discurso", señala Juana Beatriz con una expresión que desinfla su rostro a ritmo veloz.

Las calles que rodean el estadio de Barcelona han tenido por años el mismo coro, un desafinado fondo musical que repite:
 "Compro boletos",
"Lleve su general",
"Tengo entradas"...tan poderosa es la desafinacion con que repiten este estribillo como la enigmática pregunta que nos hacemos para averiguar de donde carajo sacan las entradas.
Uno de estos cantores es Gabriel, dedicado al oficio por herencia, su padre solía vender boletos para los partidos en los que Uquillas inflaba redes por Barcelona, antes su abuelo había recorrido una polvorienta calzada del estadio Modelo ofreciendo las entradas para ver en acción a Pepe Paes y "Cepillo" Pelaez. Gabriel creció al tono de su familia voceando venta de entradas como canciones de cuna, en todos esos anos nunca pensó estar preparado para lo que experimento con su integirdad hace un par de días.
Ya con risa y algo mas relajado lo cuenta entre los miembros del sindicato de revendedores del Guayas(quienes ahora lo bautizaron como Alfaro...y no por el futbolista)
Los furioso ríos humanos que envolvían el estadio Monumental exigían a grito ronco que les vendan entradas, había rostros que se desdibujaban al demandar un boleto, la calma se estaba yendo ya por el retrete, no había versión oficial de las entradas al partido de Barcelona, solo ansiedad y euforia que ya no era sana, era caótica...con este escenario bien sellado en el estadio, Gabriel decidió pasearse por entre las hileras que parecían trenzas mal hechas de personas, de pronto sintió miradas toxicas, cuellos que giraron como coreografía bien programa de Pina Bausch al verlo pasar, era perceptible, todos apuntaron sus miradas y frustraciones al denso equipaje que llevaba en sus manos, Gabriel tenia un ramillete de entradas en su mano, por lo menos 80 entradas...al grito de: "el tiene las entradas" todo se volvió infernal, el pobre revendedor fue zarandeado de un lado a otro como péndulo que viaja a mil por hora, las entradas fueron arranchadas y Gabriel arrastrado, su honor había sido linchado, la ansiedad, caos y desesperacion pudieron mas.  

La desesperacion de Alvaro para conocer de que manera seria la celebración de Barcelona si este quedaba campeón llegaba ya a niveles clínicos, había diseñado ya nueve planes de cobertura para la transmisión del canal al cual presta servicios como productor general. Las reacciones humanas son impredecibles y había que tener cámaras atentas a cualquiera de ellas, no sabia para donde apuntar pero había que estar listo. Esta antesala al posible titulo tenia a Alvaro con algunas sobregiros a sus horas de dormir, estaba debiendo tiempo de sueno a granel y le era imposible conciliar sueno sin...ya lo saben verdad?...vencer la ansiedad.
El productor sincero piensa solo en la obra final para el televidente, no en su ego, quiere que del otro lado se vea todo, que nadie se quede sin apreciar la realidad. Así vive Alvaro su trabajo.

Y así les afecta a tantos ese detalle que nos genera cosquilleo interno, mareos, respuestas emocionales o carácter displacentero, comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos, pero que buscan al final del proceso...llegar a la obtención...mientras Barcelona lo busca, gran parte del Ecuador juega aparte, su propio campeonato mundial de la ansiedad.                                             




1 comentario:

Criterio deformado dijo...

Ansiedad... Aun más avivada por la sapada y la novelería, dos cosas típicas en este tipo de eventos.
Por estas cosas mucha gente q le gusta el rock quedó fuera de Iron Maiden y del "nuevo" Guns and Roses.
Así como panas que habían ido a apoyar al ídolo incluso en los partidos por los que nadie daba un centavo se quedaron sin ver el triunfo que tambien les pertenece.

En fin... La moda, la novedad. Y por eso ahora LDU tiene poca hinchada y ahora todos los noveleros son Barcelonistas.
Qué se viene este año? Quizás el Capwell quede pequeño o quizás el Atahualpa? No lo sé, depende de la estupidez humana.

Por otro lado tampoco puedo escapar a la alegría y VIVA BARCELONA!! PARA LOS Q ESPERAMOS 14 AÑOS LO GRITAMOS CON RABIA!!!

Keep Playing!