jueves, 8 de noviembre de 2012

Señales crónicas que delatan que ya no eres hincha, que el proceso a ser un zombie se inicio.


De caminar lento y lerdo, propalando un sonido propio de lo único que atina a hacer una cabeza sin cerebro, su búsqueda es limitada, cerca al sin sentido, el sonido de sus pies arrastrandose tiene firma exclusiva. Rostros destruidos, deshechos por la mutación a un nuevo ser...son zombies!!!


Que efectos transforman a los humanos a este salvaje estado?
Como poder reconocer que se están caminando por el sendero que nos hará un zombie asesino y peligroso.

El Dr. Edwin Jenner*, de la serie "The Walking Dead"(Los muertos vivientes), dedico años al estudio de estas criaturas(hasta que murió), descubrió varias señales que alertan la transformación, las encasillo entre leves, avanzadas y crónicas.
Presten atención al estudio y a estas alarmantes huellas

1. Ya no mencionan el nombre del equipo llamado rival tradicional.
Lo escuche de manera simpática y agradable, todo era producto de la afición desmedida hacia Diego Maradona, en Argentina el numero 10 paso a llamarse Maradona, cuando tienen que contar dinero, calles, productos; el numero 10 no se menciona; siete, ocho, nueve, Maradona, once, doce.
Con el tiempo esta forma de obviar una palabra paso a ser costumbre de quienes al seguir un equipo lo mencionan con honor, pero cuando se refieren al equipo antagonista deportivamente, no dan su nombre, prefieren señalarlo como: ese equipo, el otro equipo o con los apodos, pero jamas con el nombre oficial.
Señal leve de preocupación, el proceso todavía esta lento y no avanzado, hay cura.

2. El referente a seguir es lo que hacen en Argentina.
Cada vez que se les pide paz a los grupos que se organizan para ir al estadio o que sean sensatos al compartir entradas, bandejas o rutas, responde con la siguiente reflexión:
"Ya pues, veamos si en Argentina le dicen al de River que va a estar junto al de Boca que hacen"
El usar como referente de conducta al ejemplo argentino es un caso crónico de transformación, tomar los comportamientos de un sector del continente como credo sagrado es realmente preocupante y demuestra que el cerebro esta ya con muchos de los tóxicos que destruyen la razón.

3. Solo piensas en golpear al color contrario.
El Dr. Jenner dedico muchos años a esta parte de su estudio, utilizó toros y los expuso al color rojo para determinar si alguna bacteria similar se apoderaba de quienes creían que al ver el color del otro equipo había que agredir y golpear al rival.
Fue el factor al que dedico mas tiempo, que poderoso germen podía apoderarse de cerebro y carcomerlo de tal manera que lo convertía en una bestia que solo atinaba a razonar que se debía actuar con golpes al ver otro color.
Una de las señales crónicas mas poderosas y con un brecha minina para convertirse en zombie...sin camino de retorno, si se encuentra con alguien así...corra, lo mas seguro es que querrá comerse su cerebro, previa salvaje golpiza.
Estos seres deber ser ubicados en cuarentena de inmediato y ser sometidos a estudio severo.
Las posibilidades de cura son muy remotas...pero no imposibles/

4. Reflexionar que si pasara algo similar con tu equipo no le dieran el mismo trato.
Delirio de persecución que se activa cuando ocurre algún hecho con otro equipo que no sea de tu predilección.
Ejemplo: Hubo incidentes en el estadio del equipo de color verde, se hablo del asunto y dedico el tiempo necesario. Tan pronto el tema se disipa se inicia una teoría de que si el mismo hecho le hubiera ocurrido al club que ellos siguen no le hubieran dado el mismo trato, que hubieran sido despiadados y dedicados con ensañamiento al caso, que existe definitivamente un trato imparcial con el club que ellos siguen.
Estas manifestaciones paranoicas y que activan una visión irreal del mundo externo es una señal avanzada de ligeras toxinas que ya deambulan por estos mates.

5. Creer que si informan algo negativo es por que odias al equipo.
Las noticias tienen varias características, títulos, descripciones; pueden ser trágicas, emotivas, tristes; el receptor muchas veces puede enfatizar mas o minimizar el hecho, acorde a su poder de reflexión e inteligencia.
Se puede dar a conocer un hecho que es real, concreto, que ocurrió y como profesional de la comunicación hay que cumplir con el deber de informarlo.
Ejemplo: Un jugador que dio positivo por control antidoping de marihuana y fue suspendido, el jugador es ecuatoriano y en una transmisión internacional respondo al cuestionamiento sobre su caso y se dice la verdad.
El revelar esto puede estimular el razonamiento de que esto se hizo por que se odia al club, por que son enemigos.
Otro caso similar es cuando juega la selección y un defensa local comete una falta penal clara, el comentarista del mismo país infractor comenta que fue penal claro, acto seguido se declara a este comunicador como anti-patria...por decir la verdad.

El estudio del científico determino que la visión y asimilación inicia un proceso de destrucción, ya no hay lógica y se esta en la etapa de infección...el caso es crónico, se ingreso al imperio del insulto.

Si alguien se siente ofendido por todo esto y piensa en actuar de manera inmediata por considerar se los esta humillando, la recomendación es buscar ayuda de manera inmediata.

No permitamos que un termino tan maravilloso como el de HINCHA pase a ser el de un tarado zombie come cerebros.



*El Dr Jenner es un personaje ficticio de la serie "The Walking Dead" de la cadena televisiva AMC


11 comentarios:

Anónimo dijo...

un gran programa, y estoy de acuerdo con uds, aunq no me gusto lo d usar ese tipo de ejemplos, pero si, yo soy hincha de barcelona, y pues me parecio rarisimo eso q los policias no hayan ayudado al herido, y me hace creer q el q disparo fue un policia... soy erick patrick, y me fascina su programa siempre los escucho

Varth Deider dijo...

Te equivocas, Diego. Esto no tiene nada que ver con los zombies. Simplemente se trata de COJUDEZ en el estado más puro que existe.

panfilo dijo...

el futbo reune en su seno a lo peor de la sociedad,triste aceptenlo

Roberto Caicedo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto Caicedo dijo...

Te falto los que no se ponen ropa del color del equipo rival... Osea los emelecistas como yo... Ni la de amarilla de Ecuador me pongo... esos en q nivel estamos... jajaja... Pero no me anoto a ningun otro punto...

Anónimo dijo...

Diego, lamentablemente tenemos algo que por mucho que queremos erradicar, quitar, eliminar o fulminar en nuestro país y sigue estando latente no podemos hacerlo aún y es nuestro 'nivel de cultura' y digo esto porque es allí de donde parte toda esta malgama de incidentes, hechos y acciones en las que personas que tienen un nivel de educación medio-bajo-pesimo(solo bachillerato o ni eso) están involucrados a realizar este tipo de actos que riegan o contagian a los demás. Recordar que nuestra raza humana fue creada por Dios para que hagamos algo, y ese algo no lo sabemos hasta que vemos o escuchamos algo o alguien que asemeja a nuestro pensar o ideal y lo seguimos (estilo borrego) y creemos que estamos bien (político, social, económico, musical, cultural, deportivo, social, tecnológico, etc.,etc.) y de eso parten siempre muchas de las situaciones -como las actuales- en las que caemos en comentar y criticar porque no se hizo, que hubiera pasado si, debería o tenemos, siempre pasa, etc.
Si bien es cierto que los punto s dichos en 'las señales' que pones de manifiesto, son muy similares a lo actualmente sucede con los hinchas; pregunto: somos parte del problema o el problema es parte de nosotros? soluciones hay muchísimas, ponerlas en practica es lo difícil, hasta tanto vamos a seguir viendo casos parecidos y lo que mas nos delatará es que no cambiamos ni estamos cambiando ese problema.

Anónimo dijo...

Eso es porqueria, yo siendo barcelonista si me pongo ropa azul y no dejo de ser barcelonista.
Los que hacen eso son unos pendejos
Saludos
JC

Daniel Sanchez dijo...

Que buena comparación la veo como una manera "moderna" de hacer entender a la gente que estas acciones impropias que se están multiplicando son propias de un ser sin cerebro.
Ojalá que este mensaje llegue a las personas afectadas como una posible "cura" y se pueda propagar por el bien del deporte y nuestra sociedad.

Felicitaciones, excelente programa.

Saludos

Daniel Sánchez

Jean dijo...

La verdad es que cuando estas tras un micrófono , ya dejas de ser hincha, para actuar con ética, eso esta bien, pero al hincha le gusta que su club gane siempre y juegue bien, lo q si hay q medirse en la pasión que puede desatar un mal resultado o algo que " creen que pueda ser en contra de su equipo"...ojalá que todos cambiemos ...estamos a tiempo...esa es la pregunta?

Anónimo dijo...

Si es verdad que alguien quiso, quiere o querrá entrarle a golpes a Diego , entonces evidentemente a esta lectura le hace falta una señal crónica y tal vez la mas importante ! =)

KOji dijo...

Estoy de acuerdo con ciertos puntos del artículo pero, a mi parecer un hincha no es lo mismo que un seguidor o un simpatizante de un fanático, pienso que hay varios factores y niveles que determinan el apego de una persona a un equipo de futbol, y esta es mi clasificación:

1) El tradicional.- es el que tiene o tuvo un familiar que ha servido de una forma u otra al club (hijos, sobrinos, nietos etc. de dirigentes actuales o ex dirigentes, o ex jugadores). El que tiene o ha tenido una relación laboral o administrativa de cualquier índole con el club, y el que hereda por generación su pasión por el equipo.

2) El indeciso.- el que cuando era pequeño era víctima de la presión del primo, amigo o el tio que lo incitaban a hinchar por tal o cual equipo.

3) El comprometido.- cuando por ejemplo el jefe o una persona a quien quiere agradar, es de un equipo y lo sigue con tal de quedar bien.

4) El novelero.- solo va al estadio y se compra la camiseta cuando su equipo esta en racha o ha ganado un partido importante.

5) El barra brava.- es el bándalo que aprovecha al tapiñarse entre la masa de la barra de un equipo para generar desmanes.

6) El fiel.- el que a pesar de que su equipo pase por un mal momento siempre lo apoya y acude al estadio como un acto religioso. Generalmente se lo asocia con el tradicional.

7) El borrego.- el que sigue al equipo que sigue la mayoría, aunque jamás haya ido al estadio o sepa en que lugar de la tabla está su equipo.

En todo caso, en cualquiera de estos "niveles de "hincha" que ud. se encuentre, JAMÄS se justificará el uso de la violencia para alentar al equipo de sus amores. Puede estar desconforme con el desempeño de la dirigencia y de losjugadores; pero recuerde que el amor siempre es y será por los colores.