viernes, 15 de mayo de 2015

Vamos rumbo a esto?

Jon Sistiaga es uno de esos periodistas que tienen honor y orgullo a hacer bien las cosas, de exponer historias, contarlas bien y usar textos dignos de premios.
Este trabajo que realizó en Argentina con conglomerados que alientan a los equipos y convierten su labor en delincuencia es una pieza digna de galardón y vanagloria el periodismo.
La cantidad de recursos y ángulos que tiene cada historia.
Hasta ahí para destacar la labor del realizador, luego nos dejamos llevar por el poder de la historia y las reflexiones caen como avalancha.

Les recomiendo que se tomen su tiempo y vean este trabajo.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese es el mal ejemplo tomados por las barras ecuatorianas, lamentablemente el "sueño" de algunas barras es ser como las argentinas, la verdad es que en argentina las barras son grupos delictivos altamente lucrativos para los "referentes", este documental lo vi hace unos meses y sin duda debería ser expuesto a todos para tomar conciencia de hacia donde vamos... Saludos Manuel

jorge dijo...

la dura verdad, y cuando los cogen son las mamas q tienen q estar llorando para q los suelten xq dicen sus hijos no hicieron nada, no entienden q simplemente es un partido de futbol y xq pierde mi equipo no voy a matar a alguien o le voy a pegar a mi mujer.

aqui vale decir a los hinchas lo q lei en una imagen:

tu c.... es de este porte "*" cuando eres libre; y sera de este porte "O" si vas preso; asi q portate bien!!!!!!

Stradlin dijo...

lamentablmente la argentinizacion de nuestro futbol llevara a ese nivel muy pronto.
Gente sin identidad personal que buscan reflejarse en 'argentinos' o ingleses de los 80s.
La unica solucion: planes de la policia-autoridades pa su desarticulacion con apoyo dirigencial.
Dejarse de estupideces de Bocas del Pozo, Muertes Blancas, Sur Oscuras, Mafias Azulgranas, etc. PROHIBICION DE ENTRADA AL ESTADIO DE CUALQUIERA DE ESTOS MIEMBROS.
Suena simple

Rafael Orus dijo...

Gran reportaje, yo cuando hablo con personas de este tema siempre mi reflexion acaba en ¿Rodeados de que clase de gente estamos y vivimos?, esto es como una muela con nervio expuesto que al minimo contacto con algo frio, duele, asi mismo esta nuestra sociedad, pruebas contundentes a lo que digo los saqueos el 30S, no hubo policias sal y pela lo que se te cruce, otro ejemplo, partidos de futbol hace que la gente se convierta en bestias...quizas sea radical pero la prensa debe de tener control de lo que habla y lo que leen al aire de los mensajes de texto o twiter. Como Ricardo Darin dice, ya no se puede ir en familia al estadio, es una pena que por falta de HUEVOS de las autoridades y de nosotro al no denunciar lo que se debe....estemos como estemos. Yo no piso un estadio desde que EMELEC le gano a Liga la punta de la primera etapa en el 2010, uno se expone a muchas cosas y la verdad tengo una esposa y tres hijos esperandome en casa.

Cesar Alvarez dijo...

Es un hecho conocido la existencia de este tipo de barras bravas en nuestro medio, no se si a la magnitud del fultbol argentino. Pero algo si estoy seguro es de q dirigentes y autoridades son permisivos con estos delincuentes disfrazados de hinchas. Se debe poner mano dura y poner fin a hechos de violencia, que el fundamentalismo desbordado no reine en los estadios...

Consuelo Mosquera dijo...

Yo ya había visto el documental días antes del partido de Barcelona - Emelec de este domingo 4 de nov/2012, gracias a mi esposo. Cuando me enteré lo sucedido en el puente de la "Unidad Nacional" lo primero que pensé es: ¡Oh, Dios, nosotros también! ¿Será que ya era un secreto a voces? Como el de las drogas en los colegios. Ahora escucho hablar de seguridad dentro del estadio pero esto sucedió fuera. Los de las barras argentinas según documental ponen o sacan jugadores, técnicos, etc. ¿Será que ya están haciendo eso? Debe ser una solución radical, como en Inglaterra.

Julio Cesar dijo...

Tremendo articulo. Aca me atreveria a decir q pasa esto, ya lo denuncio Insua recien. Saludos.

Anónimo dijo...

es muy trist e lo que voy a decir pero la mayoria de nosotros copiamos lo malo y no lo bueno, es nuestra cultura, no todos como dije pero si la gran mayoria. nuestra triste realidad.

Anónimo dijo...

Increible