lunes, 27 de julio de 2015

Box en la Trinitaria






"Luis y Gonzalo están en clases", me dice el guardia que cuida el centro de boxeo, "en la tarde hay harto muchachito"
Son las 9:19 am, el lugar esta bastante bien, una infraestructura de lujo para el sector de la Trinitaria, bien edificado y con algunos implementos de boxeo que ya empiezan a caducarse.

Jackson Preciado fue un boxeador que durante la década del 90 e inicios de siglo tenia sueños de grandeza en el mundo del pugilato, fue parte de carteleras importantes en el país, lo suyo era y es únicamente el box y hoy se dedica a preparar a este grupo de muchachos que inician el camino y afianzan de a poco su amor por este deporte.
Los golpes que generan las guantaletas al recibir los contactos de los puños de los jóvenes púgiles son familiares en el sector llamado Ciudad Nueva en la Trinitaria, nadie se queja, todos disfrutan de lo que ofrece el lugar para los que buscan direccionar su vida por medio del box.

Preciado trabaja con jóvenes boxeadores.
A diferencia de cualquier historia de este tipo, acá no piden ayuda o un lugar para poder seguir su trabajo, tienen la infraestructura, no tienen ring, no asumen un rol de necesitado adolorido al que le queda pocos días, no hay un cartel que indique la actividad del lugar, la gente llega por si sola, ya conocen la esencia del local.
Preciado da indicaciones a sus pupilos, su ingenio para conseguir una pera, sacos y vendas de box esta separado de su labor de entrenador, de ahí su entusiasmo y deseos son sinceros, solo piensa en como formar boxeadores, algunos de ellos, ya representan a la provincia.

Conversar con los deportistas es alentador y revelador, sus ilusiones son fijas y repetidas, todos hablan de comprar la casa para su mamá, ganar una medalla para Ecuador y ayudar al barrio.

Desconozco lo que piensen los conductores que manejan cerca del sector y dirigen su mirada al interior de la populosa Trinitiaria, sabrán que existe este centro de box, o solo pensaran que en las entrañas de ese lugar hay una selva...no, hay box, hay esperanza y algo que hacer, de manera sana y sincera.


1 comentario:

Christian Carriel dijo...

Sabes... Me recuerda mucho a cómo comenzó el béisbol en el Recreo - Durán. Un terreno en la quinta etapa cerca del botadero de basura. Y ahora el diamante está con cerramiento y las condiciones son mejores totalmente. Una de las cosas que me agradan de acá es que no solo es fútbol, gracias por ello. No sería mala idea una vueltita por Durán para publicar sobre lo que comento.

Keep Playing!