lunes, 9 de agosto de 2010

De verdad creen que por eso no salen de Afghanistan?

Fasciculo de la revista Time que circula desde hoy, en la misma, aparece en portada la joven afgana de 18 años Aisha, a quien su marido le cortó las orejas y la nariz por "deshonrar a su familia". El titulo de la revista no pregunta, todo lo contrario, de manera inquietante da como hecho lo que ocurriría en este país si las tropas de EEUU se retirarían del lugar.

Si tan protectores del mundo son, los invito a que nos den una manito con la delincuencia que destruye mi país.

3 comentarios:

Charles dijo...

No hay mayor ciego que quien cierre sus ojos a la realidad. Si tuvieramos tanto petróleo como Iraq o la producción de amapolas como Afghanistán, ya hubieramos sido "bendecidos" con una invasión de los "promotores de la democracia"... no me extrañaría que los americanos quieran controlar para su beneficio el multimillonario negocio de la droga.

Carlos Murrieta García dijo...

“Ojo por ojo, diente por diente” reza el principio jurídico de la ley del Talión que aún persiste en varios países musulmanes. Eso queda abolido con la palabra propagada por Jesús hace más de 2.000 años y tiene validez para los que somos cristianos. Sé que cuesta poner “la otra mejilla”, mucho más si en nuestro país los índices de criminalidad y delincuencia van en aumento. Pero, ¿por qué no hacer el intento?

A los malvados, basándonos en el sentido estricto de la justicia, hay que castigarlos; dudo que el incremento de penas sea la solución para un pueblo necesitado, pero no podemos ponernos al nivel de contumazes delincuentes que yerran en la mayoría de las veces por necesidad y una absoluta ignorancia con respecto a “sobrevivir” sin perjudicar al prójimo.

La portada de la revista mencionada asiste a mi argumento, el temor y las proporciones no pueden constituirse en causales para aplicar una supuesta (in) justicia. Si se van las tropas norteamericanas, quizá habrán más mujeres cercenadas en Afganistán, pero los gringos carecen de autoridad “histórica moral” para hablar de humanidad!

Ni los llames Diego, que ni vengan, me quedo con la retórica de Ruales, Jalkh, Alulema y compañía con respecto a la “lucha delincuencial”…

Saludos,
CMG.

donrambo dijo...

¿Que nos den una mano los gringos?

me quedo con la justicia indígena.